Legados y Fundaciones

Quién dice que nada dura para siempre...

Legados y Fundaciones

'Contribución planificada' – Planificar para el futuro

La contribución planificada por medio de Keren Hayesod es una previsión dstinada a garantizar el futuro de Israel. Mientras las contribuciones anuales hacen un largo camino para responder a las necesidades inmediatas de Israel, sus complejas y crecientes necesidades en los tiempos modernos exigen una visión de largo alcance y la planificación de recursos para el futuro. Con la llegada de más de un millón de nuevos inmigrantes de países en situación de emergencia durante la última década, se produjo un rápido cambio en la economía local y surgieron nuevos retos para la seguridad. De ello deriva la necesidad de planificar los recursos necesarios para satisfacer satisfacer las necesidades de largo plazo, un objetivo esencial para Israel. Esto implica la planificación en el empleo del  capital y los bienes de modo que incluya un aporte significativo a Israel y el Pueblo Judío.

Hay dos fórmulas para una contribución de ese tipo. La primera es incluir en su testamento un legado o donación en favor de Israel. La segunda es crear un Fondo de Donación que en su nombre ha de convertirse en una fuente permanente de financiación para Israel y el Pueblo Judío.